miércoles, 26 de abril de 2017

EMOCIÓN EN NUESTRO PROYECTO

Nos preguntamos casi diariamente cuál es la causa por la que estamos tan contentos con este nuevo proyecto musical. ¿¿Por qué está resultando interesante ponerlo en práctica??
Hemos decidido investigar en nuestro pasado para contextualizar y llegar a comprenderlo si es posible.
Y echamos la vista atrás y nos encontramos con 3 fases:
  1. Escuela de enseñanza superior
  2. Colegio de Educación infantil dentro del CEIP EMILIO DIAZ
  3. CEIP PALMIRENO desde el curso 2007/08
Esta tercera fase la tenemos bastante presente ya que parte del equipo directivo y del profesorado actual estaba presente en el inicio de esta fase e incluso tuvieron la oportunidad de participar en el proceso de “decoración” del edificio.
Por lo que hemos ido descubriendo preguntando y en charlas mantenidas con gente de alcañiz, lo único que guarda en común el edificio durante estas tres fases es que siempre se ha utilizado para la educación. Su gran diferencia el tipo de alumnado, siendo escuela de secundaria en los años 60  bajo la dirección de Doña Sara Mainar Escanilla. Únicamente estaba formado por varones de 12 a 14 años. Hemos recuperado una foto de la tuna que se creó en esta época.


En los años 80, era escuela de educación infantil donde acudían alumnos de 3 a 4 años. No hay persona de 40 años que no recuerde el trenecillo de madera que había en el patio del recreo.
Desde el curso 2007/08 el edificio acoge alrededor de 220 alumnos de infantil y primaria, desde los 3 a los 12 años. El profesorado formado mayoritariamente por maestras tienen una media de 35 años, siendo un claustro joven y con ganas de innovar. Desde su última reapertura, donde el edificio fue totalmente reformado, el centro fue nombrado como centro bilingüe en el que se imparte una educación bilingüe concretamente con un 40 % de sus horas en inglés.

Durante estos 10 años El Centro no ha parado de innovar y de participar en programas y proyectos, quedando hoy en día las metodologías que más se ajustan a las necesidades de los alumnos y con los proyectos y programas que han cuajado con la idiosincrasia del centro.
Escuelas Creativas es un proyecto que ha llegado al Palmireno con un objetivo: ampliar el número de horas de música y que su comunidad educativa se beneficie de todos los beneficios que aporta la música, pero está consiguiendo que El Centro evolucione de una manera sistematizada y organizada, haciéndonos reflexionar sobre estas metodologías y los proyectos/programas que llevamos a cabo.